En contraste con lo ocurrido en 1992 con motivo del quinto centenario del Descubrimiento o Encuentro del Nuevo Mundo, cuando el gobierno español formó parte activa de un sinfín de actos conmemorativos con amplio eco mediático y social, la conmemoración del inicio de la conquista de México en 1519 parecía de poca relevancia más allá del mundo académico. Pero todo cambió radicalmente cuando el presidente mexicano López Obrador en una reciente misiva personal al rey de España y al papa les exigió una disculpa pública por los abusos cometidos contra los pueblos indígenas de México durante la conquista y el período colonial.

Escritores, políticos, intelectuales y hasta numerosos partícipes de redes sociales se han lanzado a alimentar una controversia sobre el asunto cargada de opiniones y condenas. Quizá convenga entonces proyectar críticamente nuestra mirada al hecho histórico en sí en su contexto político y cultural, para entender la relevancia enorme y las decisivas consecuencias que en el orden mundial tuvo este acontecimiento de primer orden.

Per llegir l'article complet fes una prova gratuïta de 15 dies o fes una subscripció de pagament. Accedeix si ja ets subscriptor.